El triunfal regreso de Bon Iver con ’22, A Million’

Después de desaparecer del radar la banda indie-folk regresa con un extraordinario álbum; 22, A Million.

La última ves que nos dejamos deleitar por Justin Vernon y sus compañeros, fue hace más de 5 años cuando la banda estadounidense lanzó su segundo (y altamente aclamado) LP Bon Iver. Dándole a la banda 2 premios Grammy. No cabe duda que lograron cautivar a los amantes de la música melancólica con la profundidad de la letra en sus canciones traídas a la vida por la ‘atípica y aguda’ distinguida voz de Vernon.

El nombre de la banda viene de ‘bon hiver’. Buen Invierno en francés, utilizado en la serie Northern Exposure, programa que inspiró a Vernon a escribir su primer álbum.

22, A Million es el epitome de lo que llamamos ‘reinvención artística’, es como si Bjork y Radiohead hubiesen unido fuerzas para crear un álbum con un sonido sin precedente y muy distinguido. No cabe duda, el contraste entre este nuevo material y el pasado, es inmenso. Kanye West alguna vez llamó a Vernon “su artista favorito” y no es ‘de a gratis’ pues la música de la banda siempre se ha caracterizado por ser de carácter exploratorio/experimental, con lo nuevo, la música de Bon Iver ha llegado a nuevas alturas en el plano exploratorio.

 

22, A Million es menos folk y más indie, definiéndolo como ‘neo-indie-folk’ este álbum tiene temas con una fuerte carga electrónica; sintetizadores, percusiones inhabituales, y sonidos indistiguibles, se mezclan para crear una explosión rítmica increíble. En temas como 10 dEAThbREasT ó 715 – CR∑∑KS se puede apreciar como elementos como la manipulacion digital y la distorsion vocal forman parte de la estructura musical de la pieza.

‘Hípermoderno’, es la palabra que podría definir la escencia de este LP. Vernon escribió la mayoría en las islas griegas; donde sufrió algunos trastornos nerviosos, los cuales inspiraron temas como 22 (Over S∞∞N) . No es novedad para la banda americana plasmar una carga emocional muy grande en sus canciones. Lo diferente es como mezcla todos los elementos tanto técnicos como emotivos, y compone una aglomeración muy surrealista.

“At once I knew I was not magnificent”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s